LOS ROBOTS Y EL TRABAJO

En 1930 el influyente economista del siglo XX John Keynes, predijo en su célebre conferencia: “Las posibilidades económicas de Nuestros Nietos”, en la Residencia de Estudiantes de Madrid que, en 2030, se “trabajaría en turnos de 3 horas o semanas de 15 horas” gracias a la influencia de las máquinas. Recientemente, y en este mismo sentido, el expresidente de la tecnológica China ALIBABA, dijo que, en un futuro muy cercano, las horas de trabajo semanales se reducirán a tan sólo 12 horas en los respectivos empleos. Ambos, separados por casi un siglo, reflexionaban sobre una idea: ¿en un futuro, las máquinas destruirán el empleo tal y como lo conocemos? En plena era de Internet, de los robots, de la Inteligencia Artificial, el tema está de plena actualidad. ¿Realizarán los Robots los trabajos que hoy mismo hacen los humanos? Según diversos estudios realizados en EEUU, un 47% de los empleos son susceptibles de automatización a corto o medio plazo, es decir, que los podrán realizar una máquina o un Robot. Estos datos son claramente extrapolables al resto de los países más desarrollados.  Además, la automatización a través de las nuevas tecnologías robóticas y la Inteligencia Artificial, no solo afectará a los trabajos más repetitivos o de baja cualificación. Se presume que también se verán afectados los puestos de trabajo de perfil administrativo o, incluso, los más creativos.

¿Más robotización significa menos empleo?

Una alta automatización asociada a una mayor tecnología, no es sinónimo de menos puestos de trabajo en un futuro. Según diversos estudios los robots o las máquinas podrán asumir ciertos trabajos que antes realizaban las personas pero, a su vez, se aumentará la producción y se crearán nuevos empleos relacionados con las nuevas tecnologías.

Lo que si parece que será inevitable es la tendencia a la progresiva reducción de la jornada laboral: ¿Estaremos preparados social y psicológicamente para incrementar nuestro tiempo de ocio?

Cada año en el mundo se crean alrededor de 30 millones de empleos netos según datos de la Organización Internacional del Trabajo. Mientras, en 2017 se vendieron más de 380.000 robots y la estimación para el próximo año es que se vendan alrededor de 630.000 unidades. Además, los robots podrían realizar algunos de los trabajos "aburridos, sucios y peligrosos" asociados con la lucha contra la pandemia del covid-19.

Está claro que estamos abocados a convivir con robots tanto en el trabajo como en casa. Es un hecho que los trabajadores deberán adaptarse a este nuevo entorno laboral tan cambiante y a la vez tan tecnológico mediante la formación continua a lo largo de toda su carrera. Reciclarse de forma constante para hacer frente a los nuevos retos tecnológicos que se avecinan.

Añadir nuevo comentario