UN PRIMER USO DEL GAS: EL ALUMBRADO PÚBLICO

Hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, seguían existiendo en Madrid farolas alimentadas por gas. Eran los faroleros, los encargados de encenderlas y apagarlas todas las noches, en una ciudad como Madrid, que hasta hacía muy poco estaba sumida en la oscuridad.

Para conocer este primer uso del gas en Madrid, nos tenemos que retrotraer hasta el año 1832, que, para conmemorar el nacimiento de Mª Luisa Fernanda, hija de los Reyes Fernando VII y Mª Cristina de Borbón, se iluminaron con faroles a gas las calles más céntricas y próximas al Palacio Real. Daba comienzo, entonces, el uso del gas como alternativa al aceite, utilizado hasta entonces, para el alumbrado público en Madrid.

En 1835, el entonces alcalde de Madrid, Don Joaquín Vizcaíno ordena sustituir los 4770 faroles existentes alimentados con aceite, por 2410 nuevos a gas, contratando para ello a 187 faroleros, que debían encender y apagar cada noche un número determinado de puntos de luz.

Según la normativa de la época, para ser farolero, se debía de cumplir una serie de requisitos como: ser una persona fuerte, ágil, alta, no tener menos de 20 años ni más de 40, tener “fuerte y clara la voz” y no haber sido procesado por ningún delito, entre otros. Además les estaba prohibido tener otros trabajos durante el día para que no les privara del descanso preciso para realizar un correcto trabajo durante la noche. Así, el alumbrado público se encendía al caer la noche, excepto,”las de luna llena”, según reza la normativa de la época.

En 1878 se inaugura en la Puerta del Sol el alumbrado público eléctrico, pero el gas seguiría alimentando multitud de farolas hasta mediados del siglo XX.

¿Quieres saber más sobre nuestra empresa o quieres leer cosas curiosas como la de este post? Te invito a seguirnos en nuestras Redes Sociales: TwitterFacebookLinkedIn.

Si estás interesado en recibir por correo electrónico nuestras novedades, la información sobre nuestras promociones o noticias de especial interés, no dejes de suscribirte a nuestro boletín.

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario